• Home
  • Blog
  • ¿Porqué la usabilidad web es importante?

¿Porqué la usabilidad web es importante?

El aspecto que suele pasar más desapercibido a la hora de diseñar un sitio web.

Hoy en día hacer un sitio web es algo más fácil y rápido que hace tan solo unos cuantos años. En poco tiempo tecnologías, plataformas y estándares han rebajado los recursos necesarios para llevarlo a cabo, haciendo que con pocos conocimientos se puedan tener unos resultados aceptables. Pero eso no significa que hacer un buen sitio web sea sencillo y fácil.

Cuando se diseña un sitio web hay que tener en cuenta diversos factores. Muchas veces nos dejamos llevar solamente por algunos de ellos, como puede ser el aspecto visual (intentando que las páginas sean atractivas visualmente, o bien siendo minimalista o bien con abundancia de recursos multimedia para los visitantes) o el puramente funcional (que satisfaga una necesidad real que tiene el visitante) o que el sitio web esté a la vanguardia (siguiendo las modas actuales, utilizando la última tecnología disponible) o que se potencie especialmente el posicionamiento para que nuestro sitio web salga del anonimato y sea fácilmente encontrado por los usuarios. Todo esto es importante, pero no es suficiente.

Un aspecto crítico que suele pasar desapercibido es la usabilidad y, aunque es una característica que influye en todas las anteriores, no se suele realizar un diseño teniendo en mente que la usabilidad sea algo prioritario.

PERO… ¿QUÉ ES LA USABILIDAD WEB?

Uno de los mayores expertos en usabilidad, Jakob Nielsen, la define como  el atributo de calidad que mide la facilidad de uso de un determinado sitio web. Esta definición pueda parecer un tanto vaga e imprecisa, pero se puede entender más fácilmente si se explican los componentes que dan forma a la usabilidad de un sitio web:

  • Facilidad de aprendizaje: ¿Cómo de fácil es para los visitantes de la web llevar a cabo las tareas básicas de la misma la primera vez que entran?
  • Eficiencia: ¿Con qué rapidez se pueden hacer las tareas básicas, una vez que se ha aprendido cómo hacerlas?
  • Memorabilidad: ¿Con qué facilidad pueden volver a utilizar el sitio web con soltura cuando los visitantes lo visitan después de llevar un tiempo sin usarlo?
  • Satisfacción: ¿Es agradable usar la web?
  • Errores: ¿Cuántos errores pueden cometer los usuarios en la web?¿Cómo son de graves?¿Es fácil resolverlos?
  • Cuando se quiere hacer el diseño de un sitio web que sea usable se deben tener en cuenta todas estas preguntas desde el primer momento, incluso cuando ni siquiera existe la primera versión de la web. Es algo que debe estar en la mente de todos los que participan en la construcción del sitio (tanto el cliente final como el diseñador y programador web) y que se debe considerar como un requisito fundamental de la web.

Como principales beneficios de la usabilidad sólo queremos señalar dos que consideramos que son bastante importantes:

  • Aumento de la satisfacción del visitante. El visitante se siente cómodo en el sitio web y no le supone trabajo utilizarlo. Esto hace que fidelizar al visitante sea más sencillo y, en el caso de sitios de e-commerce, que las ventas aumenten.
  • Las mejoras se mantienen en el tiempo y se acumulan. Como el objetivo no es captar más visitantes, una mejora en la usabilidad web no repercute únicamente durante un espacio de tiempo más o menos largo (como pueda ser una campaña de SEM o similar) sino que lo hace a lo largo de toda la vida del sitio web.

Que un sitio web sea usable no es garantía de que tenga éxito. Para que lo tenga, además de ser usable, debe ser útil para los visitantes. Pero si un sitio no lo es, por mucha utilidad que tenga, las probabilidades de que fracase son muy altas.

Por ello, Desde CINNTA se ha puesto en marcha una línea de investigación sobre usabilidad web con el objetivo de estudiar el grado de usabilidad de sitios webs relacionados con el turismo, concretamente de establecimientos hoteleros, y con lo resultados obtenidos de dicho estudio crear una guía de buenas prácticas (guidelines) para alcanzar un grado adecuado de usabilidad.